CINCO TIPS PARA ELEGIR COLEGIO

¡Hola a todos!

Se acercan fechas en las que muchos padres nos volvemos locos en un intento de elegir el mejor colegio para nuestros hijos y nuestra familia. Se acercan días de analizar pros y contras de unos y otros centros. Para muchos de nosotros es un auténtico quebradero de cabeza. Hay que tener en cuenta que los niños pasarán muchas horas en el centro escolar en el que, además de aprender, jugarán, harán amistades y descubrirán el mundo, por lo que el colegio se convertirá en uno de los lugares más importantes de su vida.

Por ello, y porque nosotros también hemos decidido empezar el cole este año (os recuerdo que en España la escolarización no es obligatoria hasta los seis años de edad, por lo que si no queréis, vuestros hijos no tienen por qué ir al cole hasta esa edad), he querido hacer esta entrada con las claves que para nosotros son determinantes a la hora de decidirnos por un centro u otro.

Aunque desde hace ya más de un año teníamos muy claro el colegio al que nos gustaría que fuera la peque, la falta de plazas y su coste económico nos han hecho tener que replantearnos las cosas y empezar la búsqueda del cole que mejor se adapte a las necesidades tanto de la familia como de la niña. Así, y antes de que empiecen las jornadas de puertas abiertas de los centros, vamos a ver qué es para nosotros lo más importante.

1.- Acompañamiento emocional y resolución de conflictos.

Nadie puede negar que el colegio es un lugar en el que, nuestros hijos, además del contenido curricular, aprenden a convivir y a relacionarse con los demás, por ello, una de las cosas que más determinarán nuestra elección es, precisamente, la forma en que se gestionan los conflictos y cómo acompañan a los niños en los momentos clave. Resulta muy importante para nosotros que nuestra hija sea tratada desde el respeto y no con métodos punitivos o conductistas.

Preguntaremos por la adaptación, que sea real y no eso que hacen ahora en la que todos van dos horitas el primer día y luego ya está. NO, eso no es adaptación, ni respeto por los ritmos del niño. También hay que informarse de si usan cualquier tipo de economía de fichas (léase gomets, caritas tristes y contentas o cosas por el estilo), así como premios y castigos. Por supuesto, ni hablar de tiempo fuera ni sillas o rincones de pensar.

2.- El proyecto educativo.

Aunque esto es algo que podemos averiguar sin necesidad de ir a las puertas abiertas y que, además, suele estar disponible si lo pedimos, no está de más preguntar ciertas cosas cuando visitemos los centros como si usan libros de texto o fichas, cómo son las evaluaciones, cómo se organizan las aulas, si se trabaja por ambientes o proyectos, si se juntan alumnos de diferentes edades…

3.- Relación centro-familia.

Desde mi punto de vista es algo muy importante y a tener en cuenta. Hay centros en que no hay tutorías individuales a no ser que surja algún problema, otros en los hay individuales y colectivas, y otros en los que la comunicación es constante. Es más, se pide a los padres participación activa en la vida del centro.
Si queremos estar tranquilos y queremos información de primera mano de cómo es la vida en el colegio de nuestros hijos, cuanta más relación haya, mejor.

4.- Horarios.

Al menos en mi comunidad, no tienen el mismo horario los colegios públicos que los concertados o privados (exceptuando los colegios alternativos que, aunque son privados tienen los horarios de los centros públicos). Los centros públicos tienen una jornada intensiva hasta las dos de la tarde (con opción a comedor) mientras que los concertados y privados tienen horarios partidos, terminando la jornada a las cinco de la tarde.

Está claro que para gustos colores y que cada familia tiene necesidades diferentes, pero para nosotros es importante que nuestra hija termine a las dos. ¿Por qué? Porque queremos pasar tiempo con ella, porque creemos (y sabemos por los dos mayores que fueron a un concertado) que hasta las cinco de la tarde es agotador y luego no tienen tiempo de nada, ni de jugar ni de disfrutar de la familia ni de ser niños. Cuando terminan a las cinco están tan cansados que por cualquier cosa salta la chispa.

5.- Instalaciones del centro

Al igual que a nosotros nos gusta estar en espacios agradables y cuidados, también nuestros hijos se sentirán más a gusto si el centro escolar al que asisten está en óptimas condiciones. Por ello, ver el tamaño de los patios, si tienen contacto con la naturaleza o disponen de zonas verdes y cuánto tiempo están al aire libre diariamente, si las instalaciones están en buen estado y bien cuidadas, se torna importante a la hora de elegir el colegio.

Hasta aquí los criterios que para nosotros son más importantes a la hora de elegir el centro escolar al que asistirá nuestra hija. Espero que os resulten de utilidad. Gracias por leerme y, ya sabéis que si compartís, le dais al “me gusta” o me dejáis vuestros comentarios os estaré muy agradecida.

Un abrazo,

Raquel.

Sin comentarios

Publicar un comentario