MI HIJO ME QUIERE SÓLO PARA ÉL LAS 24 HORAS

MI HIJO ME QUIERE SÓLO PARA ÉL LAS 24 HORAS

Esta semana vamos a hablar de un caso práctico, y vamos a hacerlo sobre una cuestión que me repetís mucho: “es que quiere que le preste atención exclusiva las 24 horas”.

Para poneros en situación os cuento: una familia con un niño de 6 años y una niña de 4 se pone en contacto conmigo porque, especialmente la madre, se siente desbordada y me pide ayuda porque la niña requiere su atención en exclusiva las 24 horas. No quiere estar con el padre y si presta atención al niño hay problemas.

Parece obvio que la pequeña tiene alguna necesidad no cubierta. Preguntando a la madre vemos que ella ha llegado a un punto en que no le apetece estar con su hija y que se siente muy agobiada por su actitud hacia ella y los demás miembros de la familia. Si preguntamos por el tiempo que pasa con la hija en exclusiva vemos que es prácticamente inexistente: o está el otro hijo, o mira la tele u otra pantalla mientras está con la hija, o está haciendo tareas domésticas.

Llegados a este punto, mi propuesta es la siguiente:

  • Lo primero que debe hacer esta madre es cuidarse a sí misma. Os hablé de la importancia del cuidado del cuidador en este post. Es de vital importancia que nosotros nos cuidemos. Si no estamos bien, si estamos estresados, cansados, nerviosos, sin ganas…va a repercutir en la relación con nuestros hijos. En cómo nos comunicamos con ellos, en la paciencia que tendremos, etc. Además, recordemos que ellos son nuestro más fiel espejo y reflejarán el mismo comportamiento que nosotros tengamos.

Es importante buscar un ratito diario para nosotros, desconectar de los problemas antes de volver a casa para que, cuando lleguemos, estemos con las energías renovadas y podamos disfrutar del tiempo en familia.
MI HIJO ME QUIERE SÓLO PARA ÉL LAS 24 HORAS

  • Por otro lado, siempre os hablo de la importancia del tiempo en exclusiva para cada uno de los niños. No hace falta que sea una tarde entera. A una niña de 4 años como la del ejemplo le bastaría con media hora diaria probablemente. Pero el problema es que no conseguimos ofrecerles ese tiempo. Quizás nos sentamos a su lado pero suena el móvil o ponemos la tele y nos descentramos con cualquier cosa. Si vemos que en casa no somos capaces de dedicarles ese tiempo, podemos salir a pasear con nuestro hijo sin que nadie nos interrumpa.

MI HIJO ME QUIERE SÓLO PARA ÉL LAS 24 HORAS

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE ESE TIEMPO EN EXCLUSIVA?

Los niños necesitan sentirse seguros, necesitan crear un vínculo que les haga sentirse especiales, necesitan poder contarnos sus cosas, sentirse respetados, que se les tiene en cuenta, que se atienden sus necesidades…y todo eso se lo da ese tiempo en exclusiva.

Si nos paramos a pensar un momento, nos daremos cuenta que estamos tan ocupados que realmente no sabemos qué sienten nuestros hijos en determinadas situaciones, qué piensan, lo que les gusta y lo que no, con quien están a gusto y con quién no…muchas de esas cosas las damos por supuestas sin pararnos realmente a escucharlos. ¿Cómo nos sentiríamos nosotros si nuestros seres queridos, nuestras parejas, hicieran lo mismo y dieran por supuesto cómo nos sentimos o lo que pensamos? ¿Nos gustaría? ¿No querríamos que nos dedicaran un tiempo sólo para nosotros? Pues nuestros hijos, además de quererlo, LO NECESITAN. No olvidéis que están en fase de desarrollo. Se está formando su autoestima y su autoconcepto y de nosotros depende en qué forma lo hagan. Somos nosotros, los adultos, los responsables de ofrecerles oportunidades en las que poder expresarse libremente y forjar su autoestima. No lo olvidemos.

Soy muy consciente de que hoy en día vivimos a toda prisa, con unos horarios inasumibles e incompatibles con la crianza y educación de los hijos, pero creo que merece la pena tener claro en qué queremos invertir nuestros esfuerzos. Recordad siempre que cuando crezcan, de nada servirá la cantidad o el precio de los juguetes que les compramos (que muchas veces intentamos llevarlos a los mejores colegios, a todas las actividades extraescolares, con los mejores trapos y que tengan el último juguete de moda con la excusa de “no queremos que les falte nada”), cuando lo que realmente quieren y necesitan, lo que dejará huella, lo que quedará en ellos, lo que germinará, es la cantidad y calidad del tiempo y los momentos que compartimos juntos. El tipo de relación y vínculo que establecieron con sus padres será la semilla que determine en el tipo de adultos en que se conviertan cuando crezcan.

Si os habéis sentido identificados espero que esta pequeña entrada os haga ver un poquito la luz y reflexionéis sobre cuáles son vuestras auténticas prioridades.

Gracias por leerme y, ya sabéis que si compartís, le dais al “me gusta” o me dejáis vuestros comentarios os estaré muy agradecida.

Un abrazo,

Raquel.
MI HIJO ME QUIERE SÓLO PARA ÉL LAS 24 HORAS

No hay Comentarios

Publica un comentario