ASÍ NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

ASÍ NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

Como muchos sabéis, me encuentro al final de mi tercer embarazo y dentro de muy poco afrontaremos la llegada de un nuevo miembro en la familia.

En estas situaciones, muchos de nosotros nos preguntamos si los hijos mayores aceptarán la llegada del hermano, si habrá celos, si habrá más rabietas si se encuentran en edad…Hoy vamos a intentar resolver algunas dudas al respecto y ver qué podemos hacer para llevar la situación de la forma más natural posible.

Lo primero a tener en cuenta es que los celos no son inevitables, pero tampoco “vienen de serie” en la especie humana. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que los celos surgen mayoritariamente por el tipo de sociedad en que vivimos, en la que las mujeres no tenemos apoyo después de dar a luz y nos encontramos solas teniendo que atender al recién nacido, a los hermanos mayores, la casa y, por si fuera poco, estamos obligadas recuperarnos rápidamente del embarazo y el parto. Vamos, que no podemos estar en misa y repicando.

Aquí algunos me diréis “mi hijo está feliz con su hermanito, pero a mí no puede ni verme (o pega al perro, o se pelea en clase, o se hace pis encima…”. Todo eso son síntomas de que, de una forma u otra, hay celos. Recordad que no siempre saben/pueden/quieren verbalizar cómo se sienten.
ASÍ NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Antes de la llegada del hermanito, lo mejor que podemos hacer es hablar con nuestros hijos y explicarles nuestro deseo de aumentar la familia al tiempo que escuchamos su opinión al respecto. Hacerlos partícipes desde el principio de todos los acontecimientos; permitirles ayudarnos a planificar y organizar todo lo que tiene que ver con la llegada de un bebé también nos ayudará a preparar el terreno. Todo ello, junto al hecho de hablar mucho con ellos y, por supuesto, no dejar de hacer cosas que siempre hacemos con ellos, nos permite gestionar la situación de una forma muy respetuosa.
ASÍ NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

Además, siempre hay recursos que podemos utilizar que les permitan o ayuden a hacerse una idea de los cambios que se avecinan al mismo tiempo que les ayudan a poner palabras a lo que sienten.

Por ejemplo, si queremos utilizar cuentos, en el mercado hay muchos que hablan del tema y están muy bien como: “Todos sois mis preferidos”, “Dentro de nuestra mamá”, “Nace Eugenia”, “Siempre te querré, pequeñín” o “Siempre te querré” entre la gran variedad que podemos encontrar hoy en día. Lo único que hay que tener en cuenta a la hora de elegirlos es que no expliquen el rol del hermano mayor como el de cuidador, que aún se ve y se oye mucho la típica frase de “ahora serás el mayor y tendrás que cuidar de tu hermano y portarte bien con los papás”. Ojo con esos mensajes. Los padres somos los adultos. Los niños no tienen esa responsabilidad y no debemos delegar en ellos el cuidado de los pequeños. Cuidado con la inversión de roles.
ASÍ NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

En nuestro caso, también hemos utilizado un puzzle a capas de Beleduc que compramos en www.babycaprichos.com en el que vemos el desarrollo del bebé en el vientre materno con los pertinentes cambios en el cuerpo de la madre.
ASÍ NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

Otros recursos que hemos utilizado han sido ver vídeos de cómo se desarrolla el bebé durante el embarazo y algunos partos.

Una vez el bebé ya ha llegado, es importante respetar los sentimientos de los mayores. Nada de decirles “¡no digas que no quieres a tu hermanito, menuda tontería!” y cosas por el estilo. Recordad que queremos minimizar al máximo los celos y favorecer una buena adaptación y con este tipo de frases lo que conseguiremos es empeorarlo todo y que la rabia crezca.

También es muy importante reservar un tiempo en exclusiva para el mayor, ya sea darle el baño o contarle el cuento o hacer la comida. Lo que se nos ocurra, pero hay que buscar algún ratito a solas para que se siga sintiendo importante para nosotros.

Otro punto muy importante para tener en cuenta en estos momentos es que muchos niños tienen regresiones, se vuelven bebés de nuevo. Quizás se hacen pipí encima otra vez, o piden el chupete, o el pecho…el caso es que no hay que ridiculizarlos por ello ni reírse de ellos. Hay que respetar esas regresiones y acompañarlos respondiendo a sus necesidades. Si necesitan que les volvamos a poner pañal o usar de nuevo el chupete se les ofrece. En poco tiempo todo volverá a la normalidad.

Finalmente, otra cosa que nos ayudará en estos momentos es permitirles que se sientan útiles SI QUIEREN, ayudando en las tareas de la casa o en tareas que tengan que ver con el bebé. Esto les permite sentirse incluidos en la familia, que en muchas ocasiones con la llegada del hermano se sienten excluidos. Fijaros bien que os recalco que sólo SI QUIEREN. Es importante no forzarlos.

Por supuesto, además de todo lo comentado anteriormente, lo más importante es hablar mucho, muchísimo con ellos. Permitirles expresar lo que sienten, ayudándoles a hacerlo si es necesario y, como siempre os digo, poniéndonos en su piel, empatizando con ellos, viendo el mundo desde SU realidad, no la nuestra.

Gracias por leerme y, ya sabéis que si compartís, le dais al “me gusta” o me dejáis vuestros comentarios os estaré muy agradecida.

Un abrazo,

Raquel.
Todos los cuentos reseñados en la presente entrada tienen enlaces, en su título, al programa afiliados de AMAZON. Esto significa que por cada venta que se haga direccionada desde esta página, AMAZON nos obsequia con una pequeña comisión. Si os interesa comprar alguno de ellos podéis encontrarlo en los enlaces y, de esta forma, ayudar al mantenimiento de «EDUCA-T-NOS». ¡Gracias!

Os recordamos que los enlaces a la página de AMAZON de todos los productos recomendados por nosotros están agrupados en la página PRODUCTOS, a la que se accede desde el menú de la cabecera.

ASÍ NOS PREPARAMOS PARA LA LLEGADA DE UN HERMANO

No hay Comentarios

Publica un comentario